Archives for 

Chistes Buenos

Control de Policía

Un oficial de policía para a un auto en la autopista y empieza la siguiente conversación:
– Oficial, buenas tardes, ¿cuál es el problema?.
– Estaba yendo a por lo menos a 120 km/h y el límite es de 90.
– ¡No oficial!. Yo sólo iba a 80.
La mujer interrumpe:
– Vamos, Fernando, ibas a 130.
El tipo mira enfurecido a su mujer.
– También le ebo multar por la direccional rota.
– ¿Uy direccional rota?, no me había dado cuenta hasta ahora, oficial.
– Vamos, Fernando, desde hace un mes que lo sabes.
El esposo la vuelve a mirar con enojo.
– Y por no traer el cinturón de seguridad se merece otra multa.
– Disculpe oficial, me lo quité recién, cuando usted me detuvo.
– Vamos, Fernando, tú nunca usas el cinturón.
El señor le grita a la mujer:
– ¡Ya cierra esa bocota!.
Entonces el oficial le pregunta a la esposa:
– Oiga, ¿su esposo siempre le trata así?.
– No oficial, sólo cuando está bien borracho.

 

Calificar chiste
[Total: 11 Promedio: 3.5]

Lotería

Un tipo llega a su casa gritando:

– Vieja, vieja, ¡me gané la lotería, me gané la lotería!.
– ¡Fantástico!.
– ¡Alista las maletas, pero yaaa!.
– ¿Empaco para nieve o playa?.
– ¡Da igual, porque la que se va eres tú!.

 

Calificar chiste
[Total: 9 Promedio: 3.3]

Control Policial

Iba un tipo con su Lamborghini a 220 km/h y la policía lo detiene.
Un policía le dice:
– ¿Sus documentos?.
El hombre le contesta:
– No tengo.
– ¿Los papeles del auto?.
– El auto lo robé.
– ¿Puedo ver su guantera?.
– Nop, tengo un revólver.
– Abra su maletero, señor.
– Llevo 3 muertos.
El policía no sabe qué hacer, y llama a su superior.
Llega el superior al lugar del hecho, habla con el hombre, y le dice:
– ¿Sus documentos?.
– Sí, aquí los tiene.
– ¿Los papeles del auto?.
– Tenga, usted.
– ¿Puedo ver su guantera?.
– Sí claro, mire, usted mismo.
– ¿Abra su maletero por favor?.
– Ahí está, tengo todo lo que es obligatorio.
El general exclama:
– ¡Pero si el policía me acaba de decir que no tenía documentación, que no tenía los papeles, que llevaba un revólver y que tenía 3 muertos en el maletero!.
Y el hombre exclama:
– Y también le habrá dicho que iba a 220 Km/h, ¿verdad?.

 

Calificar chiste
[Total: 6 Promedio: 2]

La Ancianita

Una ancianita fue al banco un día llevando una cartera llena de dinero. LLegó y pidió insistentemente hablar con el presidente del banco para abrir una cuenta bancaria porque “era demasiado dinero”.
Después de discutir mucho la llevaron a la oficina del presidente del Banco, y el le pregunta cuánto quería dinero quería depositar. La anciana dijo que 3 millones de dólares y vacía su cartera encima de la mesa.
El presidente lógicamente tenía curiosidad por saber de dónde sacó tanto dinero la anciana y le pregunta:
– Disculpe Señora, nos ha sorprendido que lleve tanto dinero en su cartera, ¿de dónde lo obtuvo?.
La ancianita contesta:
– Apostando.
– ¿Apostando?, – le pregunta el presidente -. ¿Apostando en qué o cómo?.
La ancianita responde: bueno mire, por ejemplo, ¡le apuesto a usted un millón de dólares a que sus pelotas son cuadradas!.
El presidente no se aguantó, soltó una gran carcajada y le dijo:
– Pero, esa es una apuesta muy estúpida. Señora nunca puede ganar una apuesta de este tipo.
La ancianita lo desafía:
Bueno entonces, ¿usted estará dispuesto a aceptar mi apuesta?.
– Pero claro, contestó el presidente.
– Apuesto un millón de dólares a que mis pelotas no son cuadradas.
La ancianita dijo:
– Ok, pero como hay tanto dinero en juego, ¿puedo venir mañana a las 11h00 con mi abogado para que sea mi testigo?.
– Encantado, – contestó el confiado presidente -.
Esa noche el presidente estaba muy pensativo y nervioso por la apuesta del día siguiente y pasó mucho tiempo mirándose en el espejo sus pelotas, viéndolas de un lado y del otro, una y otra vez. Se examinó rigurosamente y quedó totalmente convencido de que sus pelotas no eran cuadradas y que ganaría la apuesta.
A la siguiente mañana a las 11h00 en punto la ancianita se presentó en la oficina del presidente con su abogado.
Saludaron y confirmaron la apuesta de un millón de dólares a que las pelotas del presidente eran cuadradas.
El presidente aceptó la apuesta de nuevo y la ancianita le pidió que se baje los pantalones para que todos los presentes las pudieran ver. El presidente se bajó los pantalones. La anaciana se acercó y miró sus pelotas con detenimiento y le preguntó que si las podía tocar.
– Correcto, dijo el presidente, un millón de dólares es demasiado dinero y entiendo que quiera estar absolutamente segura.
Volteó el presidente y se da cuenta de que el abogado estaba golpeando su cabeza contra la pared. El presidente preguntó a la ancianita:
– ¿Qué le está pasando a su abogado?.
La ancianita contestó:
– Nada, sólo que aposté con él cuatro millones de dólares a que hoy a las 11h00 iba a tener las pelotas del presidente de este banco en mis manos.

 

Calificar chiste
[Total: 12 Promedio: 3.2]

Obsequio

Una dama va de viaje a Brasil para asistir a un curso de capacitación de una semana de su trabajo. Su marido la lleva al aeropuerto y le desea un feliz viaje. La esposa le dice:
– Gracias, cielo, ¿Quieres que te traiga algo?.
El esposo soltó una gran carcajada y le responde:
– ¡Una brasileña!
La esposa no dijo nada y subió al avión.
Una semana después, él esposo fue a recogerla al aeropuerto y le preguntó:
– ¿Y, amor, cómo te fue en tu viaje?.
– Excelente, muchas gracias.
– ¿Y mi Obsequio?.
– ¿Qué obsequio?.
– Lo que te pedí antes que te fueras, pues… la brasileña, ji ji.
– Ah, ya ¿eso?. Mira, hice lo que pude, ahora tenemos que esperar algunos meses para saber si es brasileña… o brasileño.

 

Calificar chiste
[Total: 7 Promedio: 3.1]

Partido de Golf

Unos amigo estaban jugando al golf y justo a un lado del campo, había un cementerio en el cual se estaba realizando un funeral.
Uno de los amigos para de jugar, se aproxima y ve desde lejos el funeral, se arrodilla, dice una oración y regresa a su partido de golf. El otro amigo le dice:
– Oye Juan, eres la persona más noble que he conocido, sientes el dolor de las demás personas cuando pierden un ser querido, me siento orgulloso de jugar al golf contigo.
– La verdad, es lo menos que podía hacer, llevábamos 25 años casados.

 

Calificar chiste
[Total: 7 Promedio: 3.4]

Otro de Huevos

Una mamá le pregunta a su hijo:
– ¿Mi amor con qué estas jugando?.
– Con lo que me salió de los huevos.
Al oir esto la madre le da una tremenda bofetada al chico y este le responde:
– Mami, pues para eso no me compres huevos kinder.

 

Calificar chiste
[Total: 8 Promedio: 3.8]

Ataque de Hipo

Una monja va al doctor porque desde hace 15 días está con un ataque de hipo.
– Doctor, tengo un ataque de hipo desde hace 15 días que ya no lo aguanto. No me deja dormir, ni puedo comer, me duele todo el cuerpo de tanto movimiento compulsivo involuntario.
– Acuéstese en la camilla, madre, la voy a examinar – dice el doctor -.
La revisa y le dice:
– Madre, está usted embarazada. La monja se levanta deprisa y sale corriendo del consultorio con cara de pánico.
Treinta muntos después al doctor le llama por teléfono la madre superiora del convento:
– Dígame Doctor, ¿qué le ha dijo a la hermana Estela?.
– Mire madre superiora, como la hermana tenía un fuerte ataque de hipo, le originé un gran susto para que se le quite y me supongo que ya se le quitó, ¿verdad?.
– Sí, a la hermana Estela se le quitó el hipo, pero el cura se ha lanzado del campanario.

 

Calificar chiste
[Total: 8 Promedio: 3]

Hija Embarazada

– Mamá, mamá, estoy embarazada.
– Pero hija mía, ¿en dónde tenías la cabeza?
– En el volante del auto, ¿por qué?.

 

Calificar chiste
[Total: 1 Promedio: 2]

¿Y De Cara?

Dos amigazos están hablando y le dice uno al otro:
– Anoche me acosté con una mujer espectacular, ¡qué piernas, qué pechos, qué pompas!.
– ¿Y de cara? – le contesta el otro
– ¡Ufff, carísima!…

 

Calificar chiste
[Total: 6 Promedio: 3.3]